Objetivos para Año Nuevo – La planificación es la clave del éxito

Objetivos de Año Nuevo

Seguro que ya tienes en la nevera o en tu agenda la lista de objetivos de año nuevo que quieres alcanzar a lo largo de este 2015. En tu lista habrá objetivos frustrados del año pasado, alguno otro que ni siquiera comenzaste a realizar y nuevos sueños por cumplir.

Cuando empezamos a escribir nuestra lista de propósito, encontramos muchos aspectos de nuestra vida que queremos mejorar y normalmente terminamos teniendo un gran trozo de papel con más objetivos de los que en realidad podemos alcanzar. Ésto es lo que hace que en un periodo corto de tiempo abandonemos y no alcancemos, de nuevo, aquellas cosas con las que siempre soñamos alcanzar.

La planificación es la clave del éxito

Tener muchos objetivos está muy bien, es señal de que eres una persona pro-activa que busca la mejora continua, pero hay que ponerse en marcha para conseguirlo y muchas veces no sabemos como hacerlo de una forma eficiente.

Éstas son las 7 claves que te ayudarán a alcanzar tus metas.

1.- Ordena tu lista por  orden de importancia. ¿Cuál de estas metas te ayudará a mejorar más si lo consigues? Además piensa en que otras cosas positivas te traerá alcanzar cada uno de tus propósitos y descubrirás que algunas de tus otras metas, se alcanzarán en el proceso. Por ejemplo: Quiero dedicarme tiempo, perder peso y hacer deporte. ¿Crees que si haces deporte conseguirás perder peso y además te estarás dedicando tiempo? Probablemente sí.

Sí tienes dudas sobre lo que para ti es más importante te recomiendo que hagas el siguiente ejercicio para descubrir en que faceta de tu vida quieres actuar primero.

La presión del éxito

2.-Es muy importante saber a dónde vamos. Por tanto escribe cada detalle de tu objetivo para que deje de ser una idea ambigua y cobre sentido. Por ejemplo: Mi objetivo en la lista es hacer deporte. Sabré que he alcanzado mi objetivo cuando alcance una buena forma física, mejore mi autoestima en tanto en cuanto me siento mejor conmigo misma, estaré en mi peso ideal y lo notaré por que me sentiré más enérgica.

Recuerda plantear tus objetivos positivamente: Cambia perder peso por alcanzar 65kg o estar en mi peso ideal por ejemplo.

3.- La planificación es la clave del éxito. Llegar a tus objetivos puede no ser cuestión de dos días, algunos de ellos te llevarán algo más de tiempo. En estos casos es muy recomendable establecer metas. Esto te permite medir tus progresos y mejora tu motivación la ver tu objetivo cada vez más cerca.

Planifica las metas cuántitativamente y ponlas en tu agenda o calendario para ver tus progresos 

4.- Deja de postergar!! En cuanto nos planteamos un objetivo que nos resulta difícil, poco estimulante o nos supone un esfuerzo mayor, tendemos a postergar el realizar esa tarea. Haz primero esas tareas difíciles para ti. Una vez terminadas mejoras tu autoestima y tu sensación de satisfacción y el resto de tareas pendientes supondrán mucho menos esfuerzo.

Realiza a primera hora de la mañana aquellas tareas que más trabajo te cuestan hacer. Por ejemplo: Ir al gimnasio a primera hora de la mañana te ayuda a no ir poniéndote excusas y buscando razones para no ir, además empezarás el día con mejor actitud y energía y te sentirás capaz de hacer cualquier cosa.

5.- Analiza tu progreso y tu objetivo. A medida que vayas cumpliendo con tus metas encontrarás que puedes modificar tu plan, mejorar tus objetivos y adecuar tus metas al progreso. Esto también significa que sí te marcaste metas ambiciosas que no estás alcanzando las puedas adecuar mejor a tus posibilidades. No pasa nada, no te vengas abajo por esto, es más común de lo que parece. Lo importante es marcarte metas que vayas alcanzando.

Encontrarás que los objetivos que te marcas, son habitualmente límites que creemos tener y pensamos que no podemos ir más allá. Podrás comprobar que no existen los límites y que cada vez quieres más. Redefine tus objetivos.

6.- Tienes todos los recursos que necesitas para alcanzar tus metas. En ocasiones pensamos que ciertas cosas no son para nosotros simplemente por que no podemos. Esto es falso. Podemos hacer cualquier cosas que queramos, sí otros pueden tú también puedes. Cambia tu actitud y hazte las siguientes preguntas:

  • Cómo puedo alcanzar lo que quiero
  • Qué recursos necesito para poder hacerlo
  • Qué hacen otros que les funciona en éste sentido
  • Cómo, en otros aspectos consigo alcanzar las metas que me propongo y cómo puedo aplicarlo a éste caso
  • Qué pasos voy a dar y cuándo voy a dar el primero

Un cambio de actitud es el primer paso. Sin la actitud adecuada nada de lo que te propongas llegará.

7.- Prémiate! Está estudiado que nuestra motivación intrínseca es la que nos mueve a realizar nuestros objetivos, es decir, la recompensa personal que obtenemos sólo por el placer de alcanzar nuestras metas. La motivación estrínseca es el premio que obtenemos, la recompensa exterior y es un factor muy motivador a la hora de perseguir un objetivo. Planifica junto con tus metas las recompensas.

Prémiate con aquello que más te gusta y disfruta de ese momento. Tu motivación se verá reforzada para alcanzar la siguiente meta. 

Espero haber sido de ayuda para que éste año no dejes atrás ninguno de tus objetivos por cumplir.

Lorena García Velarde

PNL

Deja una respuesta/span>

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *