GESTIÓN DEL CAMBIO

Vivimos en la era del CAMBIO, en el siglo en que CAMBIAR se ha vuelto fundamental para nuestra supervivencia socio-económica.  Nos encontramos con que las antiguas reglas por las que nuestras vidas se regían ya no son válidas y nos encontramos muchas veces atrapados en la rutina.

El entorno en el que nos encontramos caracterizado por la globalización y el rápido avance tecnológico, demanda una gestión del cambio mucho más constante y eficaz. Los cambios socio-económicos que nos encontramos a lo largo de la historia, se desarrollaron de un modo mucho más pausado ya que el acceso a la información era limitado. Sí nos paramos a pensar un momento en esta reflexión comprobamos cuán importante es la información en la evolución humana, veremos cómo escuchar puede ser una herramienta potente. La tecnología y, por consiguiente, la prontitud con la que obtenemos la información que necesitamos en la nube, está cambiando nuestras reglas sociales, económicas e incluso la forma en que priorizamos como cubrir nuestras necesidades más básicas.

Esta situación es sin duda excelente, sí entendemos que los cambios siempre son positivos. Pero qué entendemos como CAMBIO, o mejor dicho que nos dice la palabra CAMBIAR.

Etimológicamente tenemos que CAMBIAR, significa …

… ”convertir o mudar algo en otra cosa, dar o tomar algo por otra cosa que se considera del mismo valor ,modificar la apariencia, condición o comportamiento, virar”…

Si analizamos como el CAMBIO afecta a nuestro comportamiento, podemos mejorar el conocimiento de nosotros mismos y por ende aprender  nuevas formas, más eficientes e inmediatas de tomar decisiones. Además, es una herramienta muy potente para la mejora de tu autoestima y tu motivación.

Pensemos en personas exitosas y qué los definiría a todos por igual.

  • Personas curiosas con muchas ganas de aprender.

  • Saben establecer buenas relaciones con la gente.

  • Asumen la responsabilidad de sus actos.

  • La alta autoestima.

  • Buscan la excelencia.

La realidad es que estas cualidades están en todos y cada uno de nosotros, la diferencia está en que caminos seguimos para alcanzar el éxito, nuestro aprendizaje y que actitud tomamos en cada aspecto de nuestras vidas.

Podemos decir que CAMBIAR, es positivo y que gestionarlo con éxito mejora nuestra calidad de vida y nos permite alcanzar las metas que nos marcamos. ¿Cómo conseguirlo?

Puedes potenciar tus habilidades y aprender a conocerte a ti mismo mejor implementando pequeños cambios en tu día a día. De igual forma que conducimos sin pensar en que cambio de marchas tenemos que utilizar, podemos aprender a que perseguir nuestros objetivos es factible y posible.

Cambiar tu actitud frente al cambio es el primer paso. Salir de nuestra zona de control puede provocar estrés sino tienes un objetivo o meta a alcanzar. En este caso, para, siéntate y analiza tu entorno.

  • Mira hacia  delante y visualiza el escenario deseado.

  • Valora que consecuencias asumirías sí la situación no cambiara.

  • ¿Cuáles son tus opciones para alcanzar el resultado deseado?.

  • ¿Qué pasos has de seguir? ¿Cuándo?

Escribe tu plan de acción.

·         Tener una postura positiva y una visión de a dónde queremos llegar te facilita la toma de decisiones.

·         Establece prioridades, vete paso a paso y establece los tiempos para alcanzar cada pequeña meta.

Cambiar tu actitud frente al cambio te dará la llave de entrada al camino del éxito.

7 Claves para mejorar tu actitud frente al cambio.

  1. Normaliza la situación,  todos pasamos por momentos de cambio, es normal, natural y necesario pasar por estas etapas. Entenderlo es fundamental para deshacerte del estrés que un cambio puede llegar a provocar.

  2. Piensa cada día qué cosas buenas te han ocurrido durante el día. Igual que en los procesos de aprendizaje frente al cambio pasamos por diferentes etapas . La primera es el entusiasmos de comenzar una nueva tarea, la segunda es el estancamiento esta es la más duradera y en la que corremos el riesgo de abandonar nuestra misión. En esta etapa es importante focalizarte en los aspectos positivos del cambio y de las ventajas del éxito

  3. Eres capaz, tú puedes alcanzar tus metas. Otros lo hacen, tú también puedes. Tu actitud y el pensamiento positivo son claves en la consecución de tus objetivos. Muy importante en los momentos en los que no todo sale como queremos.

  4. Aprende siempre algo nuevo. Todos los días aprendemos cosas nuevas, no dejes pasar la oportunidad de felicitarte a ti mismo por  ello. Tú eres tu propio jefe.

  5. 80/20. Escucha un 80% y habla un 20%. Escuchar activamente a quienes nos rodea es más fructífero que hablar. Escucha a tus empleados , colaboradores, jefes, clientes, …. Ellos te darán la clave para gestionar el cambio de un modo más eficaz.

  6. ¿Sientes que a veces el día va mal desde primera hora? ¿Te levantas de mal humor cuándo tienes tareas incómodas que realizar y sientes que el día va a ir mal?. Cambia tu actitud, lo que haces es fruto de tus elecciones por tanto pon tu mejor cara en cada momento del día.

  7. Sé constante. Los Cambios llevan un proceso, desde los más pequeños hasta los más grandes. La constancia es primordial para alcanzar cambiar cualquier faceta de nuestras vidas. ¿Has intentado dejar de fumar? ¿Te has puesto a dieta alguna vez? ¿Cuántas veces te has apuntado al gimnasio? Entonces sabes de lo que te hablo.

Focaliza tus  objetivos y sus beneficios, únelo a la constancia y ya tienes la mitad del camino hecho.

No podemos evitar el cambio, nuestro entorno cambia y nosotros con él en función de lo que aprendemos de cada uno de ellos. Cómo gestionamos los cambios y la actitud con la que nos enfrentamos a ellos determina nuestro camino. Con las herramientas de las que disponemos  podemos ha

Seeds

seedsmotivationalcoaching.com

cernos con las riendas de nuestra vida, marcarnos metas y alcanzarlas.

Es cuestión de actitud.

Deja una respuesta/span>

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *