10 hábitos que te harán ser feliz

Puedes ir por la vida capeando el temporal, gestionando los acontecimientos que el destino trae a tu puerta, intentando sobrevivir en un mundo que se presenta caprichoso e inóspito y pasar tus días en función de dónde la inercia te lleve- O puedes tomar las riendas de tu vida, elegir qué cosas son las que quieres que te pasen, decidir a dónde quieres dirigirte y ponerte en marcha. Puedes alcanzar todo aquello que quieres en tu vida y puedes hacerlo desde hoy mismo. Aprovecha éstas fiestas, el año termina y llega el momento de hacer balance de lo acontecido y de plantearse las metas o retos que queremos alcanzar para el año que está a punto de empezar.

¿Vas a decidir alcanzar tus metas? ó ¿Ya tienes claro que ni vas a ir a gym, ni vas a prender inglés y tampoco vas a perder esos kilos que tanto te molestan?

Ser feliz es lo que todos perseguimos cada uno en un sentido distinto, ya que las cosas que nos hacen felices son distintas también. Ser feliz es más sencillo de lo que en principio parece, aunque no te voy engañar tienes que poner de tu parte. En primer lugar necesitas nuevos hábitos. Hábitos que te paso a enumerar y que confío en que sabrás adaptar a tu forma de vida. Recuerda algo importante: Esto no son consejos, son una guía que puedes adaptar a ti cómo mejor te convenga, ya que nada que me funcione a mi tiene por que funcionarte a ti exactamente en el mismo sentido. No dudes en comentar en este post o el las redes cualquier duda de como adaptarlo, estoy aquí para darte la mano durante el camino. 1.-Un de las cosas que cambié cuando empecé a trabajar con Coaching y PNL fue mi diálogo interno. Me dí cuenta de que nos tratamos realmente mal a nosotros mismos y que al igual que como pasa con el resto de las rutinas, nuestro cerebro es bago y se acostumbra ha pensar lo mismo. Ésto es un arma de doble filo, ya que nos permite conservar hábitos cómo salir a correr por las mañanas, pero también el que nos hace abandonar la carrera antes de empezarla. Escúchate activamente, es decir, presta atención a que cosas te dices a ti mismo/a. Anota aquellas palabras que crees que son negativas. Te sorprenderás de las cosas que te dices en ocasiones. Hazte las siguientes preguntas sobre esas palabras.

¿Qué? ¿Qué significa esto para mi…? ¿Quién? ¿Quién está implicado en ese pensamiento yo, otros? ¿Cómo eso ocurre? ¿Cuándo? ¿Siempre, en ocasiones? ¿Dónde? ¿En cualquier circunstancia, lugar, entorno o situación?

2.- Una vez tienes las respuestas piensa en cual quieres que sea el estado deseado que quieres alcanzar, piensa en ello como si fuese una peli de la que puedes ver sólo esa parte que quieres cambiar. Y compara la situación deseada con la actual, así sabrás que necesitas para cambiar esa actitud, creencia o pensamiento que te impide avanzar. 3.- Tienes todos los recursos que necesitas. En este momento, evita el diálogo interno negativo que te dice que no puedes alcanzar lo que quieres. Piensa en que otras ocasiones has podido realizar tareas o has conseguido salir de alguna situación y cómo puedes usar esos recursos para alcanzar tu meta. Normalmente vemos nuestro pasado como un cúmulo de experiencias negativas de las que sólo recordamos las conclusiones que sacamos de aquello momentos, pero sí te paras a pensar en lo que hiciste, cómo obraste, etc…Descubrirás que tienes más recursos de los que crees. 4.- En aquel momento hiciste lo mejor que creías. Esto tiene que ver con el punto anterior y con todos en algún sentido y tiene que ver con el perdón. Con el perdón a ti mismo/a. A veces nos sentimos mal por decisiones pasadas o por haber dejado de tomarlas y creemos que podríamos haberlo hecho mejor. Esto es normal, hoy tenemos más información y más recursos de los que teníamos en aquel momento y claro que sí pudieramos volver atrás con el aprendizaje de hoy, obraríamos en otro sentido. Pero en aquel momento fue la mejor decisión y hoy es la mejor también. Por tanto, no dudes en que hoy estás tomando la mejor de las decisiones que puedes tomar. Ésto te ayudará a tomar decisiones con más seguridad. 5.- Con respecto a las decisiones o al análisis de las situaciones, abstráete. Intenta ver la situación desde arriba, como si fueras un mero espectador ajeno a la situación. Así podrás ver todos los puntos de vista y todos los aspectos que desde tu posición de actor de la situación no puedes ver. 6.- No postergues realizar tus metas. Sí ya llegaste a este punto, sólo te queda dar el primer paso para alcanzar lo que quieres. Comienza por realizar aquellas tareas que son más complicadas, aquellas que más pereza o te dan o que menos ganas de hacer tienes, ya que una vez terminadas tu nivel de satisfacción y motivación será mayor y las tareas restantes no te supondrán ningún esfuerzo. 7.-Sonríe! Ya estás cambiando tus hábitos y tu diálogo interno, te estás marcando metas y estás dando los primeros pasos hacia ellas. Enhorabuena! Sonríe desde por la mañana, la actitud con la que empezamos el día puede determinar el resto de él. Sonreír tiene grandes efectos sobre nosotros y sobre los demás. Cuando sonreímos los demás nos sonríen, nuestro entorno se vuelve más amable y nos sentimos más felices. SONRÍE!! 8.-Da las gracias. La gratitud por aquello que tenemos por aquello que la vida nos ofrece por conseguir lo que quieres, da las gracias a los demás y a ti mismo/a también. La gratitud es felicidad. 9. Ayuda a los demás. Invierte algo de tu tiempo en ayudar a los demás, realizar una buena acción o tareas de voluntariado nos permite valorar las cosas importantes de la vida, aquello que tenemos que no podemos comprar con dinero que nos hace felices! 10.- Practica el cambio. Sigue estos pasos, en cualquier orden, el que mejor te venga o cómo mejor te funcione a ti. Sí quieres empezar a tomar las riendas de tu vida no tienes por qué esperar más. Practica todos los días un poco,  irás creando nuevos hábitos, mejorando la forma en la que te comunicas contigo y mejorando tu visión de lo que quieres, de dónde estás y a donde vas. Ánimo, el 2015 puede ser tu año. Feliz Año Nuevo Lorena García Velarde PNL

Deja una respuesta/span>

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *